Ubicadas en las faldas de la Sierra de la Laguna, las aguas termales del Chorro y Santa Rita han sido un paraíso para el selecto grupo de turistas amantes de la naturaleza.

El agua del Chorro y Santa Rita tiene temperaturas muy elevadas, por lo que es mejor disfrutarlas de octubre a Marzo, meses en los que la temperatura ambiental a disminuido un poco , haciéndose aún más agradable la experiencia de estar dentro de ellas.

Se presume que las aguas termales de esta zona tienen propiedades curativas, ayudan a relajar el cuerpo y mejorar la condición de enfermedades dermatológicas como la psoriasis.

Finalmente visitar las aguas termales es uno de los lujos naturales de los muchos que nos ofrece la preciosa Baja California Sur, el recorrido para llegar hasta ellas empieza en la carretera transpeninsular #1, para después desviarse por un camino de terracería y dar una pequeña caminata, la cual es muy divertida porque es posible disfrutar de la flora y fauna de la región.