El Palacio Municipal, símbolo de la arquitectura española colonial fue edificado en el año 1831, dentro de él se encuentran pinturas y murales, narrando el estilo de vida de los pobladores prehispánicos de la región.