El Museo Comunitario Ruso, tiene como objetivo contar la historia de Valle de Guadalupe y su comienzo como zona vinícola, ya que esta región estuvo ocupada por los Rusos  más de cincuenta años.