En 1822 fue sede de la proclamación de la independencia de México, en Baja California Sur. en este mismo lugar se firmo el el Acta de Adhesion de la República. Funcionó como la presidencia de Loreto y casa de gobierno años después, siendo testigo de todo el desarrollo de Loreto a lo largo del tiempo.