Una de las playas completamente vírgenes más cercanas a La Ciudad de La Paz, especial para los amantes de la naturaleza y los que buscan relajarse. En ella se puede disfrutar los sonidos del mar y del viento, sin ser interrumpido por el bullicio de los bañistas o vendedores.

Ideal para practicar el camping y el snorkel, al no ser tan visitada gran parte de su flora y fauna se conserva intacta. Desde este punto se pueden apreciar todas las estrellas de la noche, como consecuencia de la lejanía de las luces de la ciudad.

Ubicación: Por Libramiento Norte a La Paz.

Servicio:

Estacionamiento