La Reserva de la Biosfera Sierra la Giganta, majestuosa cadena montañosa ubicada en el norte de Loreto, es uno de los destinos que debe figurar en la agenda de los viajeros amantes de la naturaleza, las actividades al aire libre y el ecoturismo.

Las especies endémicas, los paisajes y las pinturas rupestres hacen de este viaje todo una experiencia, llena de vistas muy típicas y bellas de La Baja California Sur. Además en este complejo montañoso, se encuentran una parte de las pinturas rupestres, cuyo estilo es único en el mundo. En estas cuevas esta plasmada la vida de los pobladores prehispánicos. A pesar que las pinturas rupestres más famosas se encuentren al norte en la Sierra de Guadalupe, los recorridos en la Sierra la Giganta son sumamente divertidos.

Dentro de esta región a logrado sobrevivir los restos de lo que algún día fue la Lengua Guaycura, de los antiguos pobladores de la Sierra la Giganta, en este lugar se han encontrado huellas y vestigios de lo que un día fue este grupo.

Una de las actividades predilectas de los turistas de la Sierra la Giganta es la observación de flora y fauna de la región, mientras que practican un poco de hiking o senderismo. Los principales especies son La Mascarita de Belding, Halcón Peregrino, Águila Real, Tejón, Ardilla del desierto, entre muchas otras. En cuanto a la flora hay una gran variedad de plantas cactáceas y arbustos, que son los predominantes en los paisajes de la Sierra la Giganta.

Visitar la Sierra la Giganta, si bien no es para todo el turista, es una experiencia que quedará grabada más allá de la mente de los visitantes, si no también en sus corazones y su consciencia. Estar en una zona tan aislada y bellamente natural, hace reflexionar sobre el sentido de la vida y el cuidado, fragilidad de la flora y la fauna en el mundo y sobre la importancia de no alterar los ciclos naturales, lección muy bien aprendida por los pobladores de la Sierra la Giganta.

Vale la pena visitarla y sacar a esa persona ecológica y aventurera que llevamos dentro.