Por Miguel F. Juárez Moyrón

La ciudad de Santa Rosalía, apodada afectuosamente por los sudcalifornianos como Cachanía, como es la cabecera municipal del municipio de Mulegé, en Baja California Sur. Esta enigmática y cálida ciudad, tiene una de las historias más interesantes del estado: sus casas de madera de más de 100 años de antigüedad; su iglesia de hierro que se ha desmontado y montado en dos continentes; su Museo de la Historia de la Minería; los restos del ferrocarril minero, entre muchos otros distintivos que desde la fundación de Santa Rosalía hacen que este lugar, que por muchos es considerado como la “huella francesa” más significativa de México, un destino extraordinario.

Su historia

En el año 1705, el sacerdote jesuita Juan Basaldúa fundó la Misión de Santa Rosalía de Mulegé a 63 kilómetros de la ciudad de Santa Rosalía. Esta bella iglesia hecha de piedra y adobe es parte del Camino Real de California, también conocido como La Ruta de las Misiones.

Hasta el año 1885 nació el complejo urbano de Santa Rosalía. Esto fue gracias a que la riqueza natural del lugar llamó la atención de la compañía minera francesa El Boleo. Esta compañía explotó por décadas los yacimientos de cobre de Santa Rosalía y fundó una comunidad muy sofisticada en la que los lugareños y los inmigrantes convivían y compartían sus culturas. Actualmente, las minas están inactivas, pero el legado que dejó la población francesa estará vivo por siempre: las casas, monumentos y negocios construidos en sus estrechas avenidas permanecen tan elegantes como el día que se erigieron; el Museo El Boleo, que anteriormente fungía como oficinas administrativas de la misma compañía y que visitarlo es como viajar a un distinguido pasado; el Hotel Francés, que viste una arquitectura colonial francesa y las panaderías El Boleo y El Bachicha, que por mantener la receta original francesa son conocidas en todo el estado.

Atractivos

  • Iglesia de Santa Bárbara: Es una iglesia de estilo gótico, construida totalmente de hierro y transportable porque no está adosada al terreno. Fue diseñada por Gustav Eiffel, el ingeniero francés autor de la Torre Eiffel, para una exposición en París. Estuvo un tiempo en Bruselas, Bélgica y fue traída a Santa Rosalía en 1897 por cortesía de la compañía El Boleo.
  • Isla San Marcos: Para acceder a ella, se debe zarpar desde el pueblo de San Bruno, a 30 kilómetros al sur de Santa Rosalía y de ahí se toma una lancha. En el camino a la isla podrá apreciar el inmenso azul del Mar de Cortés, las minas de yeso de la isla y un pequeño pueblo minero en la costa. También es perfecta para practicar el snorkel, kayak y el buceo, ya que hay una gran variedad de especies marinas y bancos de arrecife.
  • Plaza de Santa Rosalía: Ideal para relajarse sólo o acompañado de la familia. Por las tardes resulta muy grato beber un café o comer un helado de los diferentes negocios locales.
  • Misión de Santa Rosalía de Mulegé: Como ya se mencionó, una pieza fundamental de la Ruta de las Misiones. Tiene un mirador por encima, especial para admirar el desierto y los ojos de agua con palmeras. Está localizada a 63 kilómetros al suroeste de Santa Rosalía. Se accede por la Carretera Transpeninsular No. 1.
  • Museo El Boleo: Su arquitectura francesa colonial sólo es comparable con su colección de archivos históricos, fotografías originales y herramientas mineras que reflejan el próspero pasado de la minería.
  • Panaderías: La panadería de El Boleo y El Bachicha conservan la técnica, receta y toda la tradición que dejaron los franceses.
  • Volcán de las Tres Vírgenes: Es un volcán inactivo de más de 2000 metros de altura. Es un favorito de los alpinistas debido a la asombrosa vista que ofrece del Mar de Cortés una vez estando en su cúspide. Se ubica a 33 kilómetros sobre la Carretera Transpeninsular No. 1 hacia el norte de Santa Rosalía.
  • Sus casas y monumentos: Casas de fachadas francesas y hechas de madera, junto con los monumentos hechos a partir de los restos del ferrocarril minero que alguna vez trabajó en Santa Rosalía se encuentra en la zona llamada Mesa Francia, la colonia más antigua de Santa Rosalía.

No existe en México otro destino igual y es una ciudad fuera de lo común en Baja California Sur. Sin duda no se arrepentirá de visitar Santa Rosalía y de viajar en el tiempo entre sus calles y conviviendo con su hospitalaria gente. Puede llegar por vía marítima, en ferry, desde Guaymas, Sonora o por la Carretera Transpeninsular No. 1 al Norte desde La Paz, a 560 kilómetros.

IMG_0396

MEXICO / Baja California Sur / Santa Rosalía / 2012 Parroquia de Santa Bárbara, atribuida al ingeniero Gustavo Eiffel, construida entre 1895 y 1897. Santa Rosalía, Baja California, México. Este templo de acero es uno de los edificios mas emblemáticos del mineral de Santa Rosalía. Fué adquirido en Bélgica por la compañía minera francesa El Boleo, a través de su director Carlos La Frogue. Fué transportada a este puerto de Santa Rosalía en el velero San Juan de la propia compañía. Una vez en este lugar fué bendecida y puesta bajo la tutela de la patrona de los mineros, Santa Rosalía. El diseño de este templo es atribuido al ingeniero Gustave Eiffel. Se cuenta que fué expuesto en la Feria Mundial de París de 1889, y que ocupó el primer lugar junto con la Torre Eiffel. La fachada principal consta de tres vanos y siete vitrales, en los que se representan los misterios de la religión católica. Las escaleras de la fachada principal fueron modificadas, así como sus paredes laterales, las cuales funcionan ahora como cubierta de la ampliación que se realizó hacia sus costados, pues se buscó tener un mayor número de creyentes en los servicios religiosos. CONACULTA-INAH ©2012 Dante Busquets / Anzenberger

MEXICO / Baja California Sur / Santa Rosalía / 2012
Parroquia de Santa Bárbara, atribuida al ingeniero Gustavo Eiffel, construida entre 1895 y 1897. Santa Rosalía, Baja California, México.
Este templo de acero es uno de los edificios mas emblemáticos del mineral de Santa Rosalía. Fué adquirido en Bélgica por la compañía minera francesa El Boleo, a través de su director Carlos La Frogue. Fué transportada a este puerto de Santa Rosalía en el velero San Juan de la propia compañía. Una vez en este lugar fué bendecida y puesta bajo la tutela de la patrona de los mineros, Santa Rosalía.
El diseño de este templo es atribuido al ingeniero Gustave Eiffel. Se cuenta que fué expuesto en la Feria Mundial de París de 1889, y que ocupó el primer lugar junto con la Torre Eiffel.
La fachada principal consta de tres vanos y siete vitrales, en los que se representan los misterios de la religión católica. Las escaleras de la fachada principal fueron modificadas, así como sus paredes laterales, las cuales funcionan ahora como cubierta de la ampliación que se realizó hacia sus costados, pues se buscó tener un mayor número de creyentes en los servicios religiosos.
CONACULTA-INAH
©2012 Dante Busquets / Anzenberger

IMG_9984

MISION2

YO1N1200

YO1N1406

Otros Titulares