Su nombre original es “Plaza Teniente José Antonio Mijares”, mejor conocida como Plaza Central. Su arquitectura es como la típica plaza que forma parte del entorno de las ciudades coloniales mexicanas. Ubicada a los pies de la Misión de San José Añuiti, La Plaza central y sus jardines propician el ambiente pintoresco y alegre del centro. Este lugar también funge como escenario durante las fiestas patronales y muchos otros eventos, siendo el punto de reunión de los lugareños, así como el marco de muchos restaurantes, boutiques y galerías de artes que lo hacen un lugar digno para la relajación y la cultura.