Es conocida por sus olas desafiantes procedentes del Océano Pacífico y por el mundo de la pesca deportiva debido a su riqueza natural. No es recomendable nadar en la playa de La Poza a menos que sea experimentado o profesional, pero la complacencia que trae visitarlas no se encuentra en otro lugar.

Sin embargo es un lugar precioso para pasar el día, dentro de esta playa se encuentra una laguna natural, que conjunto a las palmeras que la rodean, conforman un escenario de oasis sudcaliforniano, haciendo la pareja perfecta con la playa. En invierno, se pueden observar ballenas desde la arena.

Hay empresas que organizan paseos a caballo en ella, donde se puede admirar todo el paisaje.