Definitivamente una de las actividades que no puedes dejar de hacer a lo largo y ancho del Mar de Cortés es pescar, en todas partes de la península se disfruta de este deporte y es muy distinto dependiendo del lugar. En esta ocasión te recomendamos hacerlo saliendo de Ensenada de Muertos, playa que se encuentra ubicada a 56km de la ciudad de La Paz adelante del poblado San Juan de los Planes.

El equipo de Gotbaja se dio la libertad de escaparse por un día y disfrutar de la pesca. No nos queremos quedar sin platicarles nuestra experiencia. Siempre conviene más salir tempranito por la mañana, ya que antes de empezar a pescar hay que preparar todo: Proveer de combustible a la lancha, ponerla en el agua y buscar carnada en caso de querer pescar con ella.

Durante nuestro camino, fuimos acompañados por enormes mantas brincando a los costados de la embarcación, finalmente y después de un poco más de una hora de camino, llegamos a la isla Cerralvo. Empezamos a preparar todo el equipo y finalmente ¡A Pescar!.

Podíamos ver otras embarcaciones pescando y uno que otro pez brincando.
Mientras dábamos vueltas vimos un destello entre el mar y el cielo ¡Un marlín!, fuimos tras de el y a los cinco minutos, escuchábamos el sonido más emocionante que se pueda escuchar en un día de pesca. Corrimos a tomar la caña, pero al final logro zafarse.

Tristes volvimos todos a nuestros lugares a seguir disfrutando del mar, ese día gozamos de un bonito espectáculo, nos cruzamos en el camino de: caguamas, mantas y lobos marinos.Más tarde y ya sin esperanza, salieron a saludar un grupo de delfines.

Ya se estaba haciendo tarde, perdíamos nuestra esperanza en poder capturar a el rey de reyes, El Marlín. Mientras comíamos nuestro lunch, vimos saltar algo nuevamente, era nuevamente el rey, botamos nuestros alimentos y fuimos tras de él.

Finalmente volvimos a escuchar ese sonido tan lindo del carrete, uno de mis compañeros tomó la caña. Sentíamos la adrenalina, ya estabamos cerca de tenerlo entre nosotros, el Marlín no dejaba de pelear pero finalmente lo capturamos. Que emocionante fue, ya todos muy contentos decidimos regresara nuestros hogares, había sido un día muy cansado y emocionante.

Por último queremos platicarte algunas cosas para un buen día de pesca, no seremos unos expertos, pero nos encanta. Levántate temprano para estar listo y disfrutar de todo el día. Un buen día de pesca depende de la paciencia, la observación y algo de suerte. Finalmente de lo que trata la pesca es de divertirse.